viernes, 5 de septiembre de 2014

"RIC HOCHET" (INTEGRALES I y II ) de Tibet y A.P Duchâteau



Título original: Ric Hochet. Intégrale 1/ Ric Hochet. Intégrale 2
ISBN/ASIN: 9781908007551/ 
9781908007629
Editorial: PONENT MON
Fecha de publicación: 1961
Fecha de edición: 2014
Número de páginas: 196 / 196





Jareth opina...



En los últimos años, los aficionados a la BD ( Bande dessinée ), estamos de enhorabuena ya que no han cesado de aparecer editados en castellano muchísimos clásicos de la misma, que hasta la fecha habían tenido ediciones bastante peregrinas cuando no dispersas. Y eso de haberlas llegado a tener, en el mejor de los casos. Por si fuera poco la gran mayoría de estas nuevas ediciones, ya sean en formato álbum o integral, han sido más que correctas por lo que respecta a la calidad de su publicación. Otra cosa es el precio, normalmente elevado, con el que estas se han presentado. 


Dejando lo económico a parte es innegable la estupenda oportunidad para conocer, leer o releer en condiciones estos clásicos. Y, sobretodo, disfrutarlos en ediciones que no los desmerezcan.




La serie de la que os hablaré hoy pasa por ser una de las más longevas del catalogo franco-belga, hasta el punto de seguir en curso en la actualidad  y contar en su haber con la nada desdeñable cifra de 78 albúmes. Aún más llamativo es que sus autores siguen siendo sus creadores originales: Tibet y Duchâteau.

Es evidente que sin el favor del público, además de la constancia de sus artífices, la serie no hubiera alcanzado tan formidable cifra lo cual lleva a pensar que como mínimo la serie es entretenida y constante en sus logros.

En el mercado de habla francesa puede encontrarse o bien en álbumes individuales o en integrales con extras que contienen tres álbumes consecutivos de la serie. 

En España la editorial a cargo de su recuperación, que no es otra que Ponent Mon, ha optado por la edición en integrales calcando completamente la edición francesa. Por el momento llevan publicados los dos primeros integrales y espero que sus ventas   no obliguen a cancelar la colección. 



Pero aspectos editoriales al margen ¿ qué ofrece Ric Hochet ? ¿ de qué va ? ¿ y cual es su origen ?

Pues bien, y empezando por la última pregunta, "Ric Hochet" nace de la necesidad del dibujante Tibet ( autor de "las aventuras de Chick Bill" ) de crear una serie de talante más realista y menos infantil respecto a sus anteriores trabajos. Tibet, que trabaja para la revista "Tintin", opta así por alejarse sustancialmente del estilo del maestro Hergé y del dibujo caricaturesco en general,  para acercarse a parámetros más realistas en la línea de  Jijé y su "Jean Valhardi", del cual es confeso admirador. Tibet no está sólo en ese empeño, sino que para ello cuenta con la providencial ayuda del novelista  André Paul Duchâteu, todo un experto en el género policiaco. De esta forma, y fruto de esta firme colaboración, en 1961 aparecerán las 30 planchas que componen "Firmado: Camaleón", la primera historieta larga del personaje. El éxito les llegará enseguida y, como hemos visto,  se mantendrá a lo largo de los años.


¿ Pero quién es Ric Hochet ? Bien, Ric Hochet, el protagonista de la serie, es un joven y audaz reportero, que tiene predilección por los sucesos criminales y que, merced a su amistad y desinteresada colaboración con el inspector de policia Bourdón, se verá completamente implicado en infinidad de ellos. Sus mayores armas para la resolución de estos "casos", además de su incuestionable arrojo, son  su perspicacia, inteligencia y destacada capacidad de observación y deducción.  Algo así como un heredero más moderno de los clásicos Holmes, Maigret y compañía, pero con un componente más dinámico y trepidante. 

En este sentido "Ric Hochet" no ofrece nada nuevo que no se hubiera visto ya, pero lo hace con una frescura,  calidad y franqueza en sus planteamientos que cautivó y sigue cautivando a una legión incondicional de lectores. 



Una de las premisas claves de la que parten sus autores es no engañar al lector con la ausencia de información y que éste cuente con la misma  que tiene  Ric para resolver los "casos".  De esta forma consiguen sumergir al lector en las pesquisas y aventuras del reportero de tal manera que la lectura no solo se disfruta en presente, dejándose llevar por lo acontecido, si no que, rápidamente, el lector se encuentra anticipándose y haciendo conjeturas propias para dar con la resolución antes que el mismísimo Ric. 

Otro de los puntos destacados y esenciales del éxito de la serie, pese a su evidente extensión,  es el concienzudo  intento de no repetir argumentos y esquemas. El propio Duchâteu así mismo lo expresó en una entrevista, donde reconocía sentirse orgulloso y satisfecho de este aspecto  tras haber releído todos sus álbumes. 



Por lo que respecta al trabajo de Tibet cabe decir que, aunque a mi parecer no sea un "primer espada" del dibujo de la  BD, si consigue unas páginas que dentro de su clasicismo son dinámicas, fluidas y narratívamente muy eficientes. Vamos, lo que se dice una buena puesta en escena y  un digno acompañante y representante visual de los ingeniosos y elaborados guiones de Duchâteu.

El dibujo de Tibet, como no podía ser de otra forma en este tipo de álbumes, destaca por su detallismo y buen hacer a la hora de retratar vehículos de todo tipo, principalmente coches. 

En lo que respecta a los rostros de los personajes, sus figuras y vestuario el resultado también es muy apreciable todo y que no sobresaliente. Al menos por lo que llevo visto. No obstante, se puede detectar una mejora a medida que avanzan los álbumes.


En lo que quizás lo he encontrado más endeble, sobretodo en comparación con grandes maestros de la BD, es en su fondos y paisajes. No es que sean malos ni estén descuidados pero son bastante más simples y menos elaborados que muchos de la BD. Me atrevería a señalar que en ese sentido Tibet se encuentra  más próximo al estilo del cómic norteamericano policiaco y de acción, del que es obvio también tiene grandes influencias.

Y que conste que he colgado las primeras páginas de algunos de sus albúmes donde justamente parece todo lo contrario. Pero es que, salvando estas viñetas de mayor tamaño, en el resto los fondos se vuelven mucho mas sencillos o ausentes, lo que le resta ese toque evocador que tanto disfruto en este tipo de álbumes. No sé, quizás es que autores como Jacques Martin en su "Lefranc" o los "Blake and Mortimer", por citar solo algunos, me tienen mal acostumbrado.



En definitiva, y atendiendo a estos dos primeros integrales,  "Ric Hochet" es una notable serie policiaca, que consigue un encomiable equilibrio de  intriga,  acción y ciertos toques de humor. 

Otro de sus aciertos es su clara falta de ambición. A la vista esta  que sus autores no perseguían crear un cómic trascendente, innovador, ni de auteur. Su objetivo era y, por lo visto sigue siendo, bien otro: un cómic siempre presente  porque sencillamente  es querido y  leído por un amplio número y espectro de lectores.  En este sentido se encontrarían emparentados con los grandes artesanos, que lejos de buscar la innovación, perpetúan y ejercitan con la mayor dignidad y eficiencia un oficio. En su caso, entretenernos sin respiro desde la primera hasta la última página con las aventuras de sus personajes. Y vaya si lo consiguen. 

Estos dos primeros integrales de Ponent Mon, a la espera del tercero, contienen los siguientes albúmes:

- "Encerrona en El Havre ( que contiene también el "Firmado: Camaleón") (Traquenard au Havre, 1963 )
- "Misterio en Porquerolles" ( Mystère a Porquerolles, 1964 )
- "Desafío a Ric Hochet" ( Défi a Ric Hochet, 1965 )
- "La sombra de Camaleón" ( L' ombre de Cameleon, 1966 )
- "Trampa para Ric Hochet" ( Piège pour Ric Hochet, 1967 )
- "Secuestro en el France" ( Rapt sur le France, 1968 )




Aunque previsiblemente Tibet irá evolucionando a lo largo de los álbumes ( seguramente hasta la etapa de "decaída" que caracteriza a estos autores tan prolíficos ), el trabajo de Duchâteu ya se encuentra  en un endiablado estado de forma desde la primera aventura. Y lo que no es baladí, se mantiene con una regularidad notoria en todos los por mi leídos, independientemente que cada uno pueda tener  historias de mayor predilección.

Pues nada, a las que no la conozcáis os animo a la grata lectura de esta serie, donde los álbumes, pese a retomar personajes, son perfectamente independientes en su lectura. Yo por mi parte, ya tengo ganas de que lleguen más integrales de Ric Hochet.

Mi valoración: 7 ( sobre 10 )



PD: detalle para los coleccionistas más maniáticos y exigentes ( y para los de editores de Ponent Mon, si alguno se pasa por casualidad por aquí): los lomos de la edición en integrales francesa juntos y en orden dibujan las cejas y ojos de Ric Hochet, de la forma en que se ve en una de las imágenes que he colgado. Pues bien, en los dos tomos integrales editados en español hasta la fecha, pese a la calidad de la edición, el lomo es idéntico, con la cual cosa no se está reproduciendo la cara de la edición francesa. Seguramente se trate de un descuido, ya que el lomo del integral 1 y 2 español son los del lomo del integral 1 francés. Esperemos reparen en ello y se arregle lo mejor posible.

Os dejo, por si es de vuestro interés, el enlace a la página francesa de Ric Hochet donde podréis encontrar imágenes de todos sus albúmes, comentarios de lectores franceses de cada uno de ellos y sus puntuaciones, etc. Está muy bien, incluso para los que no entiendan francés. Lástima que por estos lares no tengamos páginas de este tipo. Pero esa es otra historia. 


6 comentarios:

  1. Buenas Jareth!
    Pues lo cierto es que aunque me fijo mucho en lo que sale de BD clásica en nuestro país, estos integrales de Ric Hochet me habían pasado bastante desapercibidos hasta que los vi hace apenas unos días en la tienda. Reconozco que no es el estilo de historietas que más me tira (me recuerdan un poco al Lefranc de Jacques Martin, que no me va especialmente), pero con tu entrada has motivado mi interés. No obstante, no quiero ser agorero, pero parece una serie bastante prolongada como para que se vea completa en castellano, no? Espero que siga adelante en cualquier caso.

    Es curiosa -¡y bienvenida!- la tendencia reciente de algunas editoriales por adentrarse en BD de corte clásico, incluso aunque se trate de series longevas y con muchos números. El último ejemplo lo tenemos en Los Hombrecitos, que va a sacar Dolmen.

    ¡Saludos! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jolan,

      gracias por pasarte de nuevo por aquí y por comentar, amigo.
      Yo tampoco conocía a Ric Hochet hasta su aparición en estos integrales pero como puedes ver es una celebridad de la BD. Al parecer por estos lares era conocido por lectores de Bruguera, ya que si no me equivoco sus aventuras había sido publicadas en alguna de sus revistas.
      Aunque es cierto que tiene similitudes con Lefranc si lo lees ya verás que las diferencias también son notables. Si finalmente lees alguna de sus aventuras ya dirás tu opinión.
      En cuanto a su edición ojala no se vea cancelada porque sería una pena, sobretodo para los que ya tenemos los dos integrales primeros y le estamos cogiendo el gusto al personaje.
      Como tu aplaudo esa nueva tendencia de editar tanta BD. ¡ Ya era hora !
      Sobre Los Hombrectios hice una reseña por aquí del único álbum suyo publicado "El misterio del Meteorito", que encontré por casualidad en el Salón del Cómic de Barcelona hace un tiempo. Curiosamente en esa edición,que sigue el formato francés, se les llamaba "Los Peques". Me haré con el primer integral de Dolmen y a partir de ahí ya veré si sigo con la serie ( otra que creo es larga ).
      Ojala se animen con "Les tuniques Bleues" porque tengo muchas ganas de leer esa serie o con la de "Sammy" de la que también tengo un ejemplar en castellano.

      Saludos desde dentro del laberinto!!

      Eliminar
    2. Buenos dias,

      Soy el editor de Ponent.

      Gracias por tus buenas palabras, pero debido a tu comentario acerca del defecto en los lomos decidimos cancelar su publicación.
      El daño ya está hecho y es irreparable.
      Así que ya lo sabes: tú eres el causante de que miles de Fans se hayan quedado colgados.
      Ahora ya puedes dormir tranquilo.
      Gracias por leer mis comicuchos

      Eliminar
  2. Yo tengo casi todo -bueno no, todo- lo publicado en los 70 por bruguera, unos 20 tebeos, y quiero garantizar que el guión va mejorando progresivamente hasta conseguir algunos tebeos que te tienen enganchado de principio a fin, como "Los espectros de la noche", donde sudo cada vez que lo releo. Para mi es un 10/10 obra maestra del suspense. Algunas cosas que he leído en estos tebeos lo he visto, años después, en guiones de películas de hollywood. Uno en concreto, en el que una serie de forajidos ayudan a liberar presos para meterlos en un bosque donde villanos ricos se dedican a la cazería humana se ha hecho como hace cinco años en cine. (no recuerdo el título). Tengo ya los dos integrales (aunque alguna aventura ya la tenía, los recompraré todos) y se ve una mejora del 2 al 1 que irá en aumento en dibujo y guión. 100% recomendado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido al Laberinto, lover, y gracias por tu informado comentario. Se nota que eres todo un conocedor y admirador del personaje desde hace ya tiempo. Me alegra saber lo que comentas de que la serie va "in crescendo". Yo al menos ya tengo ganas de que salga el tercero y de que llegue ese "Los espectros de la noche" que tanto te gusto para disfrutarlo también. Espero que seamos suficientes los aficionados a Ric Hochet para que la serie sea publicada al completo.

      Saludos desde dentro del laberinto!!

      Eliminar
  3. ¡¡¡Vaya cagada lo del dibujo del lomo !!!

    ResponderEliminar